Sitio de los Dólmenes de Antequera – Conociendo nuestro pasado

Antequera ofrece al visitante un sinfín de posibilidades que enriquecerán su visita a Málaga. Hay visitas guiadas en Antequera que te mostrarán sus monumentos y lugares de interés en profundidad pero hoy destacaré los atractivos culturales y naturales que nos presenta el Sitio de los Dólmenes de Antequera.

El Sitio de los Dólmenes de Antequera comprende una serie de monumentos culturales y naturales vinculados entre si. Si dispones de un vehículo propio quizás puedas visitarlos en el mismo día, ¿te animas?

Monumentos Naturales

Algunos son recomendables para ir en familia o si decides viajar con niños, por su escasa dificultad. Acompáñame a conocer algunos de los principales lugares que no deberías perderte. Adéntrate en este mundo natural y misterioso, que sin duda fascinará a visitantes de todas las edades.

Torcal de Antequera

Este paraje natural es uno de los más populares de Andalucía y cuenta con unas impresionantes formaciones rocosas.

Torcal de Antequera

Las extrañas formaciones han tenido lugar a lo largo de un proceso que ha durado millones de años. Formaciones calcáreas de los fondos marinos que con la erosión han acabado esculpiendo estas rocas tan características del paisaje antequerano. Cuesta asimilar para el neófito como este paisaje pudo una vez encontrarse bajo el nivel del mar, pero para asimilarlo tenemos que recordar las grandes magnitudes de tiempo en las que todo el proceso tuvo lugar.

Formación rocosaHay además en esta área numerosas formaciones subterráneas que se internan en las profundidades del terreno llegando hasta los 225 metros. En algunas de ellas se han encontrado restos que nos hablan de una ocupación humana desde comienzos del Neolítico.

Quien quiera visitar el torcal debe saber que es de fácil acceso por carretera, por lo que es ideal disponer de tu propio vehículo o contratar un traslado privado. El centro de visitantes cuenta con un área interpretativa, aseos, tienda, restaurante, observatorio astronómico y dos aparcamientos públicos, uno a la entrada del Paraje Natural y otro junto al mismo centro de visitantes.

malagacar

Influencias

Algunas de las formaciones son sencillamente asombrosas, únicas en su tipo. Piedras que parecen moldeadas por una mano invisible y que han acompañado a la humanidad durante miles de años.

Hay que situarse en los tiempos del Neolítico, durante la construcción de los dólmenes, para imaginar lo que sintieron las poblaciones de la zona ante semejantes formaciones. Sin duda alimentarían su espiritualidad, y quien sabe si estas maravillosas y extrañas formas rocosas no influyeron en la sociedad de la época para construir con grandes piedras los Dólmenes de Antequera.

Rutas del Torcal

El Torcal cuenta con varias rutas de senderismo:

  • Ruta verde: Con un recorrido de 1.5 kilómetros y una baja dificultad es perfecta para ir con niños o visitar este paraje por primera vez. Es un atajo de la ruta amarilla. que la acorta considerablemente.
  • Ruta Naranja: Recorrido de 3.5 kilómetros que conecta con los dos aparcamientos.
  • Ruta amarilla: Comienza y finaliza en el Centro de Visitantes a lo largo de 3 kilómetros y ofrece al visitante bonitas panorámicas.

Además el Centro de Visitantes organiza rutas y actividades especiales fuera de los circuitos oficiales.

Si te interesa, tenemos una galería con fotos del Torcal de Antequera.

Peña de los Enamorados

Este peñón calizo de Antequera es algo más que un monumento natural en el Sitio de los Dólmenes de Antequera, nos ofrece además una historia de amor que ha perdurado en el tiempo.

En su cara norte se encuentran yacimientos arqueológicos que datan la presencia humana en la Edad de Bronce y forma parte del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. En el sureste se encuentran restos de muros y tumbas de la Edad de Bronce, descubiertas a principios del siglo XX durante la construcción del ferrocarril.

Peña de los Enamorados en Antequera
Destaca su semejanza a un rostro surgiendo de las profundidades de la tierra.

Se caracteriza por tener el perfil de un rostro tumbado surgiendo desde la tierra, algo que es bastante probable influenciara a las poblaciones prehistóricas de la zona. Puede que este «rostro tumbado» junto a las extrañas formaciones rocosas de El Torcal les hicieran sentir como si este fuera un lugar sagrado, de ahí que dedicaran tanto esfuerzo a las construcciones de las que hablaré más adelante y que se adentran en la tierra en busca de la eternidad.

Sea como fuere este peñón no deja indiferente, el mismo Cristóbal Colón lo recordaba en uno de sus escritos mientras visitaba el nuevo mundo.

Adentrémonos en su leyenda, dejémonos influir por su magia.

Leyenda medieval

Esta leyenda medieval nos cuenta como tras una batalla los musulmanes lograron apresar a un comandante católico. Este fue encerrado en una celda; un lugar sombrío y húmedo que ya sea por curiosidad o compasión, la hija del rey musulmán solía visitar.

Leyenda medieval
Representación de soldados medievales a caballo.

Con el paso de los días la pareja acabó enamorándose y elaboraron un plan para escapar, su único anhelo era pasar la vida juntos. Cuando dos almas se enamoran no importa nada más, ni una celda ni el mismísimo rey los separarán.

Sin poder daros a conocer los detalles exactos, se sabe que un día ambos escaparon; no tardaría el rey musulmán en descubrir la fuga y mandar que fueran apresados.

Fueron perseguidos por lo alto de este cerro hasta llegar al pico más alto. Los enamorados al ver que no tenían escapatoria, decidieron en un último abrazo saltar al vacío juntos, alcanzando de este modo la unión eterna que el rey musulmán les había negado.

Este trágico suceso causó que el jefe musulmán y el católico alcanzaran la paz. Una paz que tuvo un alto precio, la vida de dos jóvenes enamorados.

¿Será verdad esta leyenda? Poco se sabe, tan solo su origen en Juan de Vilches, quien versado en las letras, escribió poemas épicos sobre hazañas y hechos de la época.

Sobre la cumbre de la Peña de los Enamorados se encuentra una estatua de piedra que representa a los jóvenes abrazados justo antes de saltar del barranco. Sin duda alguna un lugar con magia en Antequera.

Abrigo de Matacabras

Bajo la Peña de los enamorados en su cara norte se encuentra este lugar que tuvo gran importancia durante la Prehistoria como recinto ceremonial.

La presencia  humana data del Neolítico y principios de la Edad de Cobre y cuenta con pinturas rupestres.

Monumentos culturales

Los monumentos culturales de Antequera forman parte del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. Monumentos megalíticos que reciben este nombre por el uso de grandes piedras para su construcción, siendo Antequera uno de los primeros lugares de España donde aparecieron.

¿Como era la sociedad de entonces y como pudieron construir semejantes monumentos? El siguiente vídeo nos ilustra en la gran obra que llevaron a cabo.

Adentrarse en el Sitio de los Dólmenes de Antequera provoca muchas sensaciones, un pasado prehistórico que nos invita a conocer su espiritualidad.

Por un lado es posible que El Torcal los influenciara en el uso de grandes piedras y por otro lado la presencia de la Peña de los Enamorados y su rostro surgiendo de la tierra, los incitara a sumergirse en ella. Acompáñame y conozcamos un poco más de cada uno de estos monumentos en Antequera:

Dolmen de Menga

Este es un gran monumento megalítico construido con grandes piedras verticales y horizontales, algunas colocadas a modo de pilares en la zona intermedia, algo poco común en las construcciones megalíticas de Europa.

Dolmen de Menga

Interior del Dolmen de Menga. Fotografía de Ángel M. Felicísimo

Se sabe que fue construido en el Neolítico hace unos 6000 años. En su interior se encuentran algunos petroglifos, o inscripciones en piedra, que aún no han podido ser descifrados.

El Dolmen de Menga se encuentra inalterado, congelado en el tiempo para nuestro disfrute. En lo más profundo de su interior se encuentra un pozo de 19.5 metros, tapado con una rejilla por seguridad de los visitantes, pero que cuenta con agua potable en el fondo.

Su entrada está perfectamente alineada con ese «rostro tumbado» que representa el peñón; sin duda una influencia espiritual en la población de entonces.

Situación en mapa: https://goo.gl/maps/vYPGUNfKmR8kqQxm7

Dolmen de Viera

Tumba megalítica del Neolítico a tan solo 70 metros del Dolmen de Menga.  Descubierto a principios del siglo XX por los hermanos Viera, quienes también descubrieron «El Romeral», siguiente en la lista.

Entrada al Dolmen de Viera. Fuente de la imagen: Wikipedia

En su interior, en lo que se presupone una cámara mortuoria, se encontraron huesos y cerámicas. Su orientación es hacia el amanecer durante el equinoccio de primavera y de otoño.

Entrar nos provoca un sobrecogimiento ante la magnitud de la obra. Piedras de gran tonelaje que fueron situadas con gran pericia por poblaciones prehistóricas gracias a su ingenio. La presencia desde el exterior es imponente y majestuosa; nos invita a adentrarnos en la profundidad de un tiempo ya olvidado; sin duda una experiencia recomendable.

Situación en mapa: https://goo.gl/maps/DUtUCeUr9aq7RFDH6

Tholos de El Romeral

Situado a casi 2 kilómetros de los otros dos dólmenes, entre estos y la Peña de los Enamorados.

Tholos El Romeral
Interior de este gran monumento megalítico.

Construido hace aproximadamente 2500 años durante la Edad de Cobre ha logrado sobrevivir hasta nuestros días en toda su magnitud. Se orienta a la mayor elevación de la sierra de El Torcal.

Aunque desde fuera pueda llamar menos la atención que los anteriores, permanecer en una de sus cámaras nos maravilla; la acústica en su interior nos transmite la sensación de estar en un lugar sagrado; donde durante muchísimos siglos se ha rendido culto a la muerte, a la trascendencia, de una manera especial y nunca antes vista en nuestra tierra.

Se caracteriza por sus dos cámaras circulares al fondo, ambas destinadas a ofrendas y con un altar. Si lo visitas, sitúate en el centro de una de sus cámaras y cierra los ojos, déjate influenciar por los sonidos y las sensaciones.

Situación en mapa: https://goo.gl/maps/1hQCK6CELsFqpEpt8

Opciones de transporte a Dólmenes de Antequera

Para llegar a Antequera lo ideal es disponer de tu propio vehículo, sobretodo si quieres visitar los lugares mencionados en este artículo. Si estás de vacaciones puede que te interese alquilar un coche en Málaga.

Si no te interesa conducir, otra opción podría ser la de contratar un traslado de Málaga a antequera. Este vehículo podrá llevarte a cada uno de los lugares que he comentado y traerte de vuelta, por lo que es una opción muy recomendable.

Si vas en tren, tendrás que bajar en la Estación de Antequera Santa Ana, o Bobadilla. Pero no están a una cómoda distancia del centro de la ciudad (4 horas a pie o 20 minutos en coche)

No dejes pasar la oportunidad de visitar el Sitio de los Dólmenes de Antequera, seguro de que puedes encontrar un medio de transporte que se adapte a tus necesidades.

Os dejo por si os interesa, un documental muy interesante relacionado con el tema:

Raul
Comparte este artículo:

Publicado por

Raul

Desarrollador web y editor de contenidos, autor de muchas de las guías turísticas que habrás podido leer en Internet sobre Andalucía, Málaga y España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.